Buscar, Evaluar y Contactar los mejores Cirujanos Plásticos en Sudamérica y España

Buscar cirujanos plásticos

Zonas de tu cuerpo aptas para injertos de grasa






Un procedimiento de injerto de grasa autóloga consiste en transferir esta sustancia de una zona del cuerpo a otra para mejorar, rellenar o contornear un área del rostro, pecho, manos, pies, caderas, glúteos, tejido mamario e incluso heridas y cicatrices.

El primer paso de esta técnica es extraer la grasa, con liposucción, de la zona donante del mismo paciente, mediante el uso de cánulas muy delgadas.

Una vez esta se obtiene dicha sustancia, es necesario procesarla mediante decantación y centrifugación para purificarla, separando los desechos, el exceso de líquidos y las células muertas que de ser reinyectadas podrían causarle daño a las células sanas.

El último paso de este procedimiento consiste en reinyectar pequeñas gotas en el tejido subcutáneo en la zona receptora, con el objetivo de asegurarle un buen suministro de sangre a cada gota, para que el injerto de grasa logre sobrevivir.

 

Duración del procedimiento y resultados 

La transferencia de grasa es permanente “si se inyecta de manera adecuada y en el plano adecuado, en tanto que es un tejido vivo va a sobrevivir para siempre”, según el cirujano plástico  certificado Juan Carlos León.

Por eso, usar pequeñas cantidades de grasa es la clave para que esta se mantenga correctamente en la zona tratada y deje resultados con una apariencia natural, al cumplir su función como sustancia de relleno autóloga o producida por el mismo paciente.

 

La anestesia en los injertos de grasa

El uso de la anestesia puede variar, según las necesidades quirúrgicas de cada caso. 

La anestesia general o intravenosa, debe ser suministrada por un anestesiólogo, cuando se requiere de la extracción de grandes volúmenes de grasa de un paciente. 

En el caso de la extracción de pequeñas cantidades de grasa, se suele utilizar un anestésico local, que puede ser administrado por el cirujano plástico certificado.


Zonas corporales aptas para los injertos de grasa y cantidades que se requieren para cada procedimiento

Las cantidades de grasa para este tipo de procedimientos se miden en centímetros cúbicos o mililitros (cc o ml). Veamos las aplicaciones comunes de esta técnica, junto con los volúmenes asociados a cada caso, según un artículo decosmeticsurg.net:


Rostro

De 10 cc - 100 cc

Para recuperar una apariencia juvenil, mediante la adición de volumen en zonas arrugadas. (Área inferior de los ojos, pliegues nasolabiales, mejillas, levantamiento de pómulos, recuperación de la textura y apariencia de la piel, corrección de cicatrices).

 

Senos

De 25 cc 400 cc para cada pecho

Ayuda a aumentar el tamaño de los senos, de una o dos tallas de copa. Corrige la asimetría de mamaria. Repara el daño tisular por radiación y contracturas capsulares de implantes mamarios.

Ayuda a tratar cicatrices tras una mastectomía y aporta en la reconstrucción de mama.


Caderas 

De 100 cc a 300cc en cada lado

Agrega volumen para conseguir un perfil más femenino, mejor la proporción entre la cintura y la cadera.

 

Glúteos

De 200 cc a 1300 cc para cada cada uno

Aumenta el volumen y los levanta armoniosamente. 

 

Manos y pies

De 5 cc a 10 cc para cada extremidad

Reduce las arrugas y rejuvenece su apariencia. Proporciona acolchado natural en las zona ósea de los pies.

blog comments powered by Disqus
La información contenida en Guía Cirugía tiene fines informativos y educativos. Este sitio no pretende sustituir o reemplazar una consulta médica, la cual consideramos indispensable para esclarecer todos los factores de una Cirugía y evaluar las condiciones particulares de un paciente. El contenido de Guía Cirugía tiene como finalidad ofrecer una orientación inicial, haciendo énfasis en los los temas que deben ampliarse y resolverse en una consulta médica.