Buscar, Evaluar y Contactar los mejores Cirujanos Plásticos en Sudamérica y España

Buscar cirujanos plásticos

Verdades acerca del aumento de senos con alimentos y remedios caseros






El uso de trucos naturales podría evitar la flacidez y mantener la firmeza de la piel de los senos. Sin embargo, no se ha comprobado científicamente que los remedios caseros o el consumo de un alimento específico haga que las mamas de una mujer sean más grandes.


Existen muchos mitos y leyendas urbanas alrededor del crecimiento del busto a punta de recetas o remedios caseros. Algunas mujeres, por ejemplo, comen pollo todos los días, no necesariamente porque este sea su alimento favorito, sino porque se rumora que estos animales de la canasta familiar son inyectados con hormonas que favorecen el aumento de las mamas.

Hay otras personas que beben a diario litros de leche de soya, por su alto contenido de estrógeno natural, que supuestamente ayuda a estimular el crecimiento mamario.

En casos en los que domina la ansiedad por alcanzar esa “pechonalidad” soñada, no faltan quienes comen hasta engordar, porque creen que de esta forma es fácil hacer que los senos crezcan.

Sin embargo, lo que muchas de estas personas no saben es que están cometiendo un grave error porque al aumentar de peso, harán que sus senos se caigan o se escurran, en vez de que estos se van más grandes y con firmeza.

Incluso las recetas con ingredientes naturales o aquellas “pócimas mágicas” para hacer que los senos cobren un mayor tamaño, aún están contenidas en los sumarios de nuestra tradición oral, puesto que existen muchas personas que invierten toda su fe en las preparaciones con hierbas, en algunos purés de fruta, en las mascarillas a base de ciertas leguminosas y en los aceites naturales que supuestamente hacen el milagro de brindarle más “imponencia al tamaño del busto femenino”.

En foros, blogs y en páginas de Internet, que también hablan de trucos para hacer que los pechos tengan un mayor volumen, podemos encontrar aceites, aguas y cremas, entre otras preparaciones, que se fabrican domésticamente como la mascarilla de lentejas rojas, el sostén con puré de banana madura, las infusiones de semillas de hinojo, la loción de jugo de limón con ron y el aceite de geranio con almendras, entre otros brebajes.


Pese a que muchas mujeres siguen al pie de la letra cada una de estas fórmulas naturales, sus esfuerzos pueden verse reducidos a una gran pérdida de tiempo al no ver ni un solo resultado y tampoco un centímetro que proyecte un poco más su busto.

¿Pero por qué razón ninguno de estos remedios o alimentos hacen que el pecho crezca? La respuesta es contundente y esto se debe a que las proporciones de los senos son en gran parte, determinados por la genética o el ADN heredado de los padres de una persona.

Esto quiere decir que el tamaño de los senos no podrá modificarse jamás a punta de recetas caseras ni de ningún “elixir”de este tipo.

Para lograrlo, es necesario recurrir a la mamoplastia o al injerto de grasa mamario. La primera es una intervención quirúrgica que consiste en introducir implantes mamarios, generalmente debajo de cada músculo pectoral, puede ser para aumentar el volumen de las mamas, restaurar el tamaño natural de los pechos perdido tras el embarazo o mejorar la estructura y forma de los senos.

Así que si renunciaste a la idea de aumentarte los pechos con potajes y mejunjes que no sirven para nada y estás interesada en un aumento de mamas con mamoplastia, no dudes buscar un cirujano plástico acreditado con quien puedas ponerte de acuerdo  con respecto al tipo de implante que vas a usar, la talla ideal según las proporciones de tu cuerpo y la forma como va a introducir las prótesis. De esta forma por fin podrás cumplir tu deseo de tener unos pechos más grandes.

*Foto: ~*Leah*~ via photopin cc

blog comments powered by Disqus
La información contenida en Guía Cirugía tiene fines informativos y educativos. Este sitio no pretende sustituir o reemplazar una consulta médica, la cual consideramos indispensable para esclarecer todos los factores de una Cirugía y evaluar las condiciones particulares de un paciente. El contenido de Guía Cirugía tiene como finalidad ofrecer una orientación inicial, haciendo énfasis en los los temas que deben ampliarse y resolverse en una consulta médica.