Buscar, Evaluar y Contactar los mejores Cirujanos Plásticos en Sudamérica y España

Buscar cirujanos plásticos

Hábitos de vida y procedimientos estéticos para combatir venas varicosas






Aquellas molestas arañitas de tonos verdes, rojos y morados, conocidas como venas várices, sobresalen en los pies, las pantorrillas, los muslos y los glúteos, causando síntomas muy incómodos, complicaciones, así como una apariencia no muy agradable, tanto en hombres como mujeres.
 
Por fortuna, las venas várices se pueden tratar cambiando algunos hábitos de vida y se pueden erradicar con procedimientos estéticos.
 
Cuando estas provocan pocos síntomas, el médico puede sugerir, simplemente, llevar a cabo algunos cambios en el estilo de vida del paciente. Sin embargo, cuando los síntomas son más severos, es recomendable acudir a un procedimiento médico cuando estas venas son muy pronunciadas, causan dolor, producen coágulos de sangre o enfermedades en la piel.
 

¿Por qué aparecen las venas várices? 

La sangre normalmente circula desde el corazón hasta las piernas, a través de las arterias y regresa al corazón por las venas.

Existen unas válvulas contenidas en las venas, las cuales permiten que la sangre vuelva desde las piernas hasta el corazón. Sin embargo, cuando estas válvulas dejan que la sangre se escape, esta se acumula en las venas de las piernas provocando la aparición de varicosas y sus síntomas asociados.
 

Eliminación de venas varices o varicosas con nuevos hábitos de vida

Mejorar la alimentación es el primer paso para iniciar un tratamiento de venas varicosas. Modificar la dieta puede evitar que las venas várices empeoren, también se disminuye el dolor y se retrasa la formación de  otras venas varicosas.

¿Cómo combatir las venas varicosas cambiando algunos hábitos cotidianos?

Evita estar de pie o sentado por largos períodos sin tomar un descanso. Cuando estés sentado, evita cruzar las piernas. Cada vez que puedas, eleva las piernas por encima del nivel del corazón.
 
Realiza actividades físicas regularmente para que tus piernas se nutran del movimiento y mejore el tono muscular. Esto también favorece la circulación y la presión de la sangre por tus venas y combate el sobrepeso y la obesidad.
 
Evita usar ropa apretada, especialmente aquellas prendas que son muy ceñidas alrededor de tu cintura, la ingle (muslos), y las piernas. Recuerda que la ropa ajustada puede empeorar las venas varicosas.
Evita el uso de tacones altos durante largos períodos. Los zapatos de tacón bajito pueden ayudar a tonificar los músculos de la pantorrilla y hacer que la sangre circule.
 
Tu médico puede recomendarte medias de compresión. Estas generan una presión suave hacia la zona superior de la pierna, con el fin de evitar que la sangre se acumule,  favoreciendo la disminución de hinchazón.
  

Procedimientos médicos para combatir venas várices

Cuando se tratan las venas várices con procedimientos médicos, el flujo de la sangre se canaliza a través de otras venas y de esta forma disminuye la apariencia y tamaño pronunciado de las venas varicosas afectadas.
 
Los efectos secundarios comunes, tras alguno de estos procedimientos incluyen moretones, hinchazón, decoloración de la piel y dolor leve.

A continuación veremos los procedimientos más comunes para tratar este problema:
 

Escleroterapia 

En este tratamiento se utiliza un químico líquido para cerrar la vena varicosa. Dicha sustancia se inyecta en la válvula de la vena para causar irritación y cicatrización que provoca que la vena se cierre y se desvanezca.
 
Este procedimiento a menudo se utiliza para tratar las varices pequeñas y arañas vasculares y en algunos casos requiere de varias sesiones.
 

Microescleroterapia 

Se utiliza para tratar las arañas vasculares y otras venas varicosas muy pequeñas. Se requiere de una cantidad mínima de producto químico líquido para ser inyectado en la vena, a tratar con una aguja muy fina.

De esta manera el químico se encarga de dañar la capa interna de la vena, causando su cierre.


Cirugía Laser

En este procedimiento se aplica energía de la luz de un láser, sobre una vena varicosa. La luz del láser hace que la vena se desvanezca.

La cirugía con láser, en su mayoría, se utiliza para tratar las varices pequeñas.
 

Terapia de ablación endovenosa

La ablación endovenosa es una terapia que utiliza láser, mediante ondas que emanan calor para cerrar una vena varicosa.
 
El cirujano debe hacer una pequeña incisión en la piel cerca de la vena varicosa e insertar un pequeño tubo en la vena que, con la ayuda de un dispositivo especial ubicado en la punta del tubo, calienta el interior de la vena y la cierra.
 

Cirugía endoscópica 

El cirujano debe realizar una pequeña incisión en la piel,  cerca de una vena varicosa, utilizando una pequeña cámara en el extremo de un tubo delgado para moverse a través de la vena. Con un dispositivo quirúrgico enlazado a la cámara, se cierra la vena a tratar.
 
La cirugía endoscópica de la vena generalmente se utiliza solo en casos graves, cuando las venas varicosas están causando úlceras cutáneas.
 

Flebectomía ambulatoria

Para una flebectomía ambulatoria el cirujano debe realizar pequeños cortes en la piel para eliminar las pequeñas venas varicosas. Este procedimiento generalmente se lleva a cabo para eliminar la varices más cercanas a la superficie de su piel.

blog comments powered by Disqus
La información contenida en Guía Cirugía tiene fines informativos y educativos. Este sitio no pretende sustituir o reemplazar una consulta médica, la cual consideramos indispensable para esclarecer todos los factores de una Cirugía y evaluar las condiciones particulares de un paciente. El contenido de Guía Cirugía tiene como finalidad ofrecer una orientación inicial, haciendo énfasis en los los temas que deben ampliarse y resolverse en una consulta médica.