Buscar, Evaluar y Contactar los mejores Cirujanos Plásticos en Sudamérica y España

Buscar cirujanos plásticos

Estiramiento de frente mínimamente invasivo con lifting frontal endoscópico






Cuando permanecemos durante mucho tiempo frente a la pantalla de nuestra computadora, tendemos a hacer gestos, arrugar la frente o a fruncir el ceño, los cuales producen efectos en la piel de nuestra frente, tales como arrugas, líneas de expresión e incluso una apariencia de enojo que puede corregirse con un lifting frontal endoscópico.

Este procedimiento es apropiado para aquellas personas que tienen los músculos de la frente y las cejas caídas, por lo que su mirada proyecta una sensación s de la fatiga.

Para trabajar estas imperfecciones, la cirugía plástica y estética ha desarrollado procedimientos endoscópicos que se traducen en técnicas menos invasivas, en materia de tratamientos dedicados al embellecimiento y armonización del rostro.

Según expertos, los procedimientos endoscópicos cada vez están ganando mayor importancia porque proporcionan resultados más naturales y más duraderos. Tal es el caso del lifting frontal endoscópico, que consiste en levantar los músculos y las capas de tejido de la frente para recobrar su firmeza y apariencia juvenil, con un tiempo de recuperación rápido, con un menor riesgo de complicaciones y una visibilidad mínima de cicatriz.
 

Detalles del procedimiento

Bajo anestesia local o general, según como lo determine el cirujano plástico, se realizan  entre 3 y 5 incisiones muy pequeñas (de 1,5 cm o menos) que van por encima de la línea del cabello o detrás de las orejas.

Con una pequeña sonda o cánula, equipada con una cámara, se inserta a través de una de las incisiones, mientras que el cirujano plástico monitorea el procedimiento en una pantalla.

Para esta intervención se requiere del uso de instrumentos quirúrgicos muy pequeños y especializados, los cuales se introducen a través de las incisiones restantes para eliminar el exceso de tejido graso, remodelar los músculos y el tejido en la zona de la frente que se han aflojado en el tiempo. Posteriormente se cierran las incisiones con sutura.
 

Recuperación 

Después de la cirugía, el paciente puede volver a su casa y regresar a control con el médico 5 o 7 días después para la eliminación de puntos de sutura.

En la etapa de recuperación, en algunos casos, se experimentan dolores o molestias muy leves, para lo cual se pueden formular medicamentos para el dolor. Habrá algún grado de inflamación que desaparece en pocos días.

blog comments powered by Disqus