Buscar, Evaluar y Contactar los mejores Cirujanos Plásticos en Sudamérica y España

Buscar cirujanos plásticos

Cuidados después de una rinoplastia






Las primeras 24 horas, los próximos tres días y 3 semanas después de una Rinoplastia.

Cuidados de la rinoplastiaEn la actualidad son muchas las alteraciones físicas que se pueden lograr con la rinoplastia, aumentar o disminuir el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta, estrechar las fosas nasales, cambiar su ángulo y hasta corregir problemas respiratorios.

Sin embargo, para obtener resultados satisfactorios después de la cirugía de nariz, se deben seguir atentamente una serie de instrucciones que asegurarán una recuperación rápida y menos dolorosa.

A continuación te contaremos cuáles son los cuidados que debes tener, una vez te han realizado una rinoplastia.

Primeras 24 horas después de la rinoplastia

La principal recomendación que deberás aplicar, pasadas 24 horas después de la cirugía de nariz, es guardar reposo y no inclinar la cabeza hacia abajo, debido a que lo anterior puede aumentar la inflamación y la pérdida de sangre excesiva.

Naturalmente después de la rinoplastia, sentirás tu cara hinchada, la nariz tapada y un fuerte dolor de cabeza, por lo que es de suma importancia que tomes los medicamentos (antibióticos y antiinflamatorios) suministrados por tu cirujano para aliviar estos dolores y evitar la aparición de algún tipo de infección en el área intervenida. Es importante resaltar que los medicamentos calmarán la mayoría de las molestias, pero es normal que la hinchazón se mantenga.

Próximos tres días después de la rinoplastia

Para una óptima recuperación, deberás ir a consulta con tu médico pasados tres días de la rinoplastia, así él podrá ver cómo estás evolucionando y de ser necesario, aplicar algún medicamento en el área operada.

Durante los primeros tres días después de la cirugía, la hinchazón y los moretones alrededor de los ojos y la cara aumentarán, es importante que apliques compresas frías en la superficie afectada 3 o 4 veces al día, para descongestionar la zona de pequeños coágulos de sangre que puedan aparecer, cabe resaltar que las compresas deben contener frío seco, para así evitar que se moje el espacio intervenido.

Es posible que se presente pérdida de sangre excesiva durante éstos días, por lo cual debes evitar sonarte la nariz y obviamente guardar reposo, no significa que estés en cama todo el día, sino que evites hacer esfuerzos innecesarios y todo aquello que pueda tensionar la nariz, como por ejemplo reír a carcajadas.

Durante éstos días podrás ducharte sin mayor problema, siempre teniendo mucho cuidado para no mojar la zona nasal y sus alrededores.

A la hora de dormir, deberás hacerlo boca arriba, preferiblemente poniendo la cabeza sobre tres almohadas; ya con el paso de los días podrás ir ladeándote, pero siempre teniendo mucha precaución para no lastimar la nariz.

Semanas después de la rinoplastia

Una semana después de la rinoplastia, tu cirujano te quitará el taponamiento, el yeso que cubre la nariz, férulas, vendajes y puntos de sutura, que te permitirán sentirte más cómodo.

Podrás retomar tus actividades normales, aunque debes tener presente que el sangrado nasal puede ser constante, la inflamación y los hematomas normalmente desaparecen, a excepción de un poco de hinchazón muy leve. Por lo tanto, es imprescindible no practicar deportes, evitar asistir al gimnasio y no participar de ninguna actividad que pueda ocasionar un golpe en la nariz y mucho menos que te obligue a estar expuesto a los rayos del sol.

Es recomendable que los pacientes que usan gafas, se abstengan de llevarlas puestas por lo menos un mes después de la cirugía y de ser imprescindibles el día a día, apoyarlas en los pómulos con cinta adhesiva para que no ejerzan presión sobre la nariz, puede no ser una solución muy elegante, pero seguramente de alta efectividad para el resultado final de la rinoplastia.

Como puedes ver, los cuidados después de una cirugía de nariz no son del otro mundo, así que si decides practicarte una rinoplastia debes armarte de valor y paciencia, pues necesitarás como mínimo dos semanas para acabar con las mayores incomodidades y un mes para estar bien completamente.

Ten presente que es vital acudir a los controles con tu cirujano plástico para supervisar el progreso, entender las implicaciones y consecuencias que tiene una rinoplastia en todas las etapas del proceso post operatorio, de esta manera garantizarás una recuperación buena y saludable.

Publicado en Rinoplastia
blog comments powered by Disqus
Comentarios
Rodrigo
dijo el Feb 07, 2012

Es algo de lo que tal vez ya reviso

diego
dijo el Apr 15, 2012

Es bueno encontrar como debes cuidarte ya que mi cirujano no me dijo con detalles lo que tenia que hacer para mi cuidado felicitaciones

La información contenida en Guía Cirugía tiene fines informativos y educativos. Este sitio no pretende sustituir o reemplazar una consulta médica, la cual consideramos indispensable para esclarecer todos los factores de una Cirugía y evaluar las condiciones particulares de un paciente. El contenido de Guía Cirugía tiene como finalidad ofrecer una orientación inicial, haciendo énfasis en los los temas que deben ampliarse y resolverse en una consulta médica.