Buscar, Evaluar y Contactar los mejores Cirujanos Plásticos en Sudamérica y España

Buscar cirujanos plásticos

¿Cómo disfrutar de los manjares de fin de año sin castigarte?






Excederse con los manjares de la época de fin de año, para algunas personas, puede llegar a convertirse en una amenaza no sólo para su figura corporal, sino también para todo el esfuerzo que se ha invertido durante los 11 meses anteriores en términos de cuidado y mantenimiento de la línea.

Cuidarnos en diciembre sin castigarnos al ver a los demás disfrutando de la comida, es posible siguiendo estos útiles consejos, que nos ayudarán a evitar la culpa, centímetros y kilos de más, así como el aumento en los niveles de grasas y azúcares en nuestra sangre:


Dile sí a la comida y no a los excesos

Muchos somos propensos a caer en las tentaciones de una cena navideña completa o con uno que otro pastelillo que se nos atraviese en una reunión decembrina, donde es casi imposible decirle “no” a nuestro anfitrión.

No se trata de negarnos rotundamente a la comida, ni mucho menos de entregarnos a ella sin tener misericordia de nuestro propio organismo, pues hay que tener en cuenta que si nuestro cuerpo está acostumbrado a llevar una alimentación saludable, recargarlo en diciembre con mucha comida y alcohol será un atentado al darle, de un solo golpe, todo aquello de lo que lo hemos privado durante el año.

La comida es definitivamente uno de los aspectos que nos convierte en seres sociales; en la mesa compartimos, disfrutamos y fortalecemos vínculos con nuestros familiares y amigos, así que vale la pena darnos la oportunidad de deleitarnos con los deliciosos sabores de la época, siempre y cuando seamos prudentes con lo que nos comemos.

La regla número uno es: no comer en exceso y ser medidos, pues de lo contrario y ya teniendo la barriga llena, nos sentiremos mal, no solo físicamente, sino también emocionalmente.


No dejes que tu cuerpo sienta hambre, así no llegarás a devorar todo lo que te sirvan cuanto te inviten a cenar

Procura comer 5 veces al día. Desayuna con una sola harina, preferiblemente integral, si vas a beber café con leche, que esta sea descremada. A media mañana cómete una porción de fruta, al almuerzo no te comas más de una harina, en la tarde come fruta de nuevo y si te invitan a una cena procura comer en cantidades mínimas alimentos cargados de grasa y carbohidratos, si hay ensalada o fruta pide más de estos alimentos en tu plato.


Aprovecha los frutos navideños

si deseas estar acorde con la época, puedes consumir frutos festivos tales como los arándanos, higos y dátiles, son muy saludables, ricos en antioxidantes y apropiados para ofrecerte esa sensación de saciedad, que a muchos les proporciona bienestar y tranquilidad.

No te prives de lo que te gusta, simplemente alíate con el cuchillo

Si eres amante del pan de navidad, de las galletas de pascua o de los buñuelos, se consciente de que no te conviene comerte todo lo que te sirvan en su totalidad. Disfruta pero cuídate, si te sirven una porción de pan de navidad, cómete la mitad, si te dan 4 galletas de pascua, cómete dos y si te ofrecen un buñuelo, tájalo en dos y cómete solo una parte de él.

 
O el postre o el vino

Cuando se trata de postres y vino te damos a escoger. Elige una opción, no te vayas con ambas. Te explicamos por qué: aunque beber vino provoca que el azúcar en la sangre disminuya, debido a que el cuerpo se centra en la metabolización de las calorías del alcohol, el cerebro ve esta información y responde pidiéndole al organismo que consuma más azúcar, ordenándole por medio del hambre que vaya a comer algo. ¿Te imaginas lo que sucedería si comes postre y luego te tomas una copa del vino? Multiplica entonces el azúcar por tres.


Otras claves muy efectivas

Mantén tu rutina saludable, no porque sea diciembre quiere decir que vas a comer del todo, durante los 31 días del mes. Aprovecha durante los días de fiesta o cuando te inviten a una reunión especial, pero no pares del cuidarte.

Evita los refrescos y las bebidas azucaradas como las gaseosas, consume jugos sin azúcar y agua, hidratarte sanamente no implica ningún sacrificio.

Levántate temprano y sigue tus entrenamientos regulares, incluso si tus compromisos sociales y familiares te impiden hacerlo durante cualquier otra hora del día. 

No dejes que la Navidad se centre solo en la comida, trata de dirigir tu atención en tu familia, amigos y en la alegría de la temporada, eso sí, evitando a toda costa consumir alcohol.

Publicado en Dietas
blog comments powered by Disqus
La información contenida en Guía Cirugía tiene fines informativos y educativos. Este sitio no pretende sustituir o reemplazar una consulta médica, la cual consideramos indispensable para esclarecer todos los factores de una Cirugía y evaluar las condiciones particulares de un paciente. El contenido de Guía Cirugía tiene como finalidad ofrecer una orientación inicial, haciendo énfasis en los los temas que deben ampliarse y resolverse en una consulta médica.