Buscar, Evaluar y Contactar los mejores Cirujanos Plásticos en Sudamérica y España

Buscar cirujanos plásticos

Cirugía estética para retirar el exceso de grasa y la flacidez en la parte interior de los brazos






Braquioplastia¿Alguna vez has dejado de saludar a alguien con las manos arriba, te has privado de bailar tu canción favorita o has evitado ponerte esa blusa que tanto te gusta por temor a que en el menor movimiento, se hagan evidentes esos gorditos que aparecen debajo del brazo?

Si es así, con la braquioplastia o lipectomía braquial, puedes acabar con los mal llamados “brazos de suegra” o “alas de murciélago”, esos que no se pueden eliminar con ejercicio, ni con dieta y que se caracterizan por el exceso de piel, el tejido adiposo localizado, la celulitis y la flacidez.

Esta intervención estética es ideal para aquellas personas que no ejercitan los brazos por pereza o temor a verse musculosos; para quienes han sufrido grandes pérdidas de peso, como consecuencia de dietas, después del embarazo; o al contar con piel colgante tras una cirugía bariátrica.

Tipos de braquioplastias

El procedimiento puede variar en función de la cantidad y calidad de piel a retirar de los brazos, por lo que existen en general dos tipos de braquioplastia:

La braquioplastia simple, para pacientes con debilidad superficial en la cara interna de los brazos, donde basta con una pequeña liposucción para eliminar la abundancia de grasa.

La braquioplastia con extensión axilar y toráxica, en pacientes en los que el exceso de piel se prolonga hacia la zona submamaria y toráxica. Para este caso, bajo anestesia epidural, se duerme el área que se va a trabajar, se realiza una cuidadosa incisión desde el codo hasta la axila, asegurándose que la cicatriz quede en el sitio menos visible. Después se retira el exceso de piel y se hacen unas pequeñas suturas para cerrar la piel.

Proceso post-operatorio braquioplastia

Pasadas una o dos semanas, los pacientes pueden retomar sus actividades cotidianas. En la fase postoperatoria se recomienda el uso de una faja compresiva en los brazos para disminuir la hinchazón y contribuir al proceso de cicatrización de la zona intervenida.

Después de la recuperación es importante conservar buenos hábitos alimenticios y tener en cuenta las sugerencias hechas por tu cirujano, para mantener un peso estable y evitar engordar y el adelgazar constantemente, sólo así se mantendrán los resultados de la braquioplastia o lipectomía braquial a lo largo del tiempo.

Es oportuno mencionar que la braquioplastia tiene restricciones para pacientes con problemas de coagulación, cicatrización hipertrófica, queloide y enfermedades cardiovasculares, tiroideas, diabetes, que contraindiquen intervenciones quirúrgicas. De igual manera debe valorarse la realización en fumadores, ya que podrían presentar problemas de cicatrización y necrosis en la zona tratada.

blog comments powered by Disqus
La información contenida en Guía Cirugía tiene fines informativos y educativos. Este sitio no pretende sustituir o reemplazar una consulta médica, la cual consideramos indispensable para esclarecer todos los factores de una Cirugía y evaluar las condiciones particulares de un paciente. El contenido de Guía Cirugía tiene como finalidad ofrecer una orientación inicial, haciendo énfasis en los los temas que deben ampliarse y resolverse en una consulta médica.